Archivo de la categoría: Consumo

El emprendimiento se ve con mejores ojos en el país

Ante la reciente crisis mundial que desembocó en una enorme cantidad de desempleo a nivel mundial y en España, frente a la necesidad de desarrollo y de subsistencia nació una creciente demanda hacia el emprendimiento, en un principio una dura actividad ya que las reglamentaciones  estatales no facilitaban este camino.

Sin embargo y pese a cualquier reto, esta actividad en España ha aumentado en un 65%, el emprendimiento ha tomado un auge impresionante y la actitud positiva hacia este tipo de actividad económica también ha crecido, dando con esto un impulso hacia estos desarrollos y un apoyo genuino hacia las personas que se atreven a elegir este camino como han hecho cerrajero en San Sebastian.

Un tema en el que sí parecen estar de acuerdo la mayoría de los españoles es en que esta actividad podría desarrollarse de mejor forma si existiera una educación al respecto, programas de apoyo, así como una inclusión dentro del sistema educativo sobre todo a nivel universitario que fomente hacia el desarrollo del emprendimiento.

Recientes estudios han revelado que los jóvenes cerrajeros en San Sebastian de hasta 35 años son la mayoría de que conforma este grupo que se inclina hacia este tipo de actividades, otro dato muy importante es que la predisposición a iniciar este tipo de negocios ha disminuido en España.

Un punto de convergencia entre la sociedad es el tema de que el emprendimiento podría desarrollarse con una mayor educación al respecto, desarrollando actividades en conjunto entre el sistema educativo nacional y los entes públicos para preparar a los jóvenes ante el emprendimiento.

Dentro de las enseñanzas claves que se piensan debe incluirse para el desarrollo de esta actividad son el liderazgo, habilidades de negocios básicas, mentoring y cómo aprender a ser innovador y creativo.

Otro punto muy comentado es que este tipo de educación debe impartirse dentro de los programas educativos de las universidades, entes públicos, programas de gobierno y en la etapa de la educación secundaria, ya que actualmente estos conocimientos solo pueden obtenerse de forma complementaria a una carrera universitaria y no es accesible a todo el mundo.

Comprar online con tarjetas de crédito ¿Sí o no?

Es una de esas cuestiones en las que no hay un término medio: o se compra todo mediante tarjeta o nos echamos a temblar con solo pensar que tenemos que dar los datos a un establecimiento, por mucho prestigio que tenga en la red. El miedo al fraude es lógico, de hecho la actividad delictiva existe y es mucho más habitual de lo deseable. Pero comprar con tarjetas vía online no tiene por qué suponer ningún riesgo si se toman algunas precauciones.

Empezamos por lo más sencillo, la solución perfecta para los más temerosos de este sistema de pago. Se trata de tarjetas bancarias de prepago o virtuales. Funcionan como las del teléfono: se recargan con una cantidad y no se puede hacer con ellas un pago superior al saldo que tenga. Pero hay que tener en cuenta que estas tarjetas no siempre se admiten, por ejemplo, en el caso de la compra de billetes de algunas compañías aéreas. También hay que analizar si cobran comisiones o no.

https://www.estrelladigital.es/articulo/empresas/aumentar-seguridad-nueva-vivienda/20161207174704306940.html

Para los que no tienen mayores problemas en usar su tarjeta habitual, conviene tener en cuenta algunos aspectos. El primero de ellos es comprar en establecimientos o plataformas que nos ofrezcan garantías. Hay establecimientos que tienen el sello de Confianza Online, por poner un ejemplo. Otra manera de ver si la web es de fiar o no es fijándose en la dirección: si empieza por “https” significa que es una conexión privada, si empieza solo por ”http”, cuidado, quiere decir que la conexión es pública.

Otra opción es hacerse con una tarjeta de crédito que ofrezca servicio de notificación mediante SMS de gastos por encima de una determinada cantidad. Y, si lleva algún tipo de seguro gratuito antifraude, aún mejor, pero si no lo tiene siempre es posible contratarlo.

Y un consejo que no tiene que ver directamente con las tarjetas: navegar solo desde conexiones seguras. Hay que olvidarse de hacer compras aprovechando el Wifi del bar o una conexión pública.

Comprar vía Internet es seguro, siempre y cuando se tengan algunas precauciones.

Economía doméstica: todo un reto

No tener unos elevadísimos ingresos y sí muchos gastos inevitables ha llevado a muchas personas, algunas con una educación bastante básica, a convertirse en auténticos economistas, en tiburones de las finanzas capaces de sacar partido a cada céntimo que tienen en sus manos.

Y no es fácil, pero la experiencia acaba dando una sabiduría que en cuestiones domésticas puede traducirse en un ahorro considerable en gastos y facturas, algo que a fin de mes puede permitir darse incluso algún capricho.

¿Pero cómo conseguir ahorrar? Es complicado, sí, pero es posible. Y se necesita tiempo, no hay que engañarse.

https://www.estrelladigital.es/articulo/empresas/empresas-cerrajeros-tambien-han-encontrado-beneficios-mundo-2-0/20161207193527306957.html

Comenzamos por las facturas más temidas, las de los suministros de energía. Hay que revisar la potencia contratada, tal vez sea superior a lo que necesitamos; pasarse sin dudarlo al led y bajar un grado el termostato de la calefacción. Solo con eso las facturas serán algo más ligeras.

Otro aspecto que asusta, y mucho: los seguros. No hay que tener miedo a comparar, amenazar con cambiarse de compañía o hacerlo si encontramos otra que nos ofrezca mejores precios.

En cuanto a la cesta de la compra, siempre resulta más cómodo ir al súper del barrio, pero a veces merece la pena desplazarse para aprovechar ofertas de otros establecimientos. Y no solo en lo que se refiere a la alimentación, también en ropa y calzado. Y sobre todo, evitar las tentaciones y ceñirse a una lista que habremos hecho en casa. Las marcas blancas son también una excelente opción

Y también relacionado con las compras, mucho cuidado con las que se realizan a plazos, todo son facilidades, pero hay que pagarlas. Conviene pensar bien si ese producto, ese electrodoméstico o ese capricho son necesarios.

Por supuesto, hay que usar el sentido común en todo lo que se hace: cerrar el grifo cuando no se necesita agua, apagar las luces, no tener un gran congelador vacío o cocinar en grandes cantidades son pequeños gestos que a la larga pueden suponer un buen ahorro. Y no hace falta ser economista, solo ser un poco cuidadoso.

Dónde y Cómo puedes comprar oro en España

Mientras la economía se hace más impredecible, más se ve la inversión en el oro como  una buena idea. La devaluación de las monedas, y lo volátil que puede llegar a ser la economía, frente a esto la revalorización rápida del oro brinda una ventaja. Esta corriente de pensamientos y la apertura de un sinfín de tiendas que venden oro, inició lo que se llama “la fiebre de oro” pero a medida que esta fiebre se atenúa, las tiendas que se encargan de la venta del mismo comienzan a cerrar.

Si se quiere invertir en oro, se debe de considerar adueñarse de representaciones físicas del oro, y no de alternativas virtuales.

Otra cosa que se debe de tomar en cuenta es el valor del oro en la bolsa, para esto, generalmente se toma una referencia que por lo normal es el de oro de 24 quilates, sin embargo, en España se utiliza la referencia de 18 quilates. La cotización tenía un valor de cotización por grama en el código 750 de 36 euros, sin embargo, dicha cotización ha sido triplicada en la última década.

La pregunta principal es cuánto podemos obtener por un gramo de este metal tan precioso en una de estas tiendas de compra de oro y evidentemente, el valor es menor que en bolsa y va desde 25 a 30 euros, mientras que el precio real es de 39 euros por gramo.

Existe un problema en la compra-venta de oro y es el hecho de que muchas transacciones son fraudulentas y es importante saber detectar un fraude cuando se le avecine.  Según reportes, se ha encontrado que el 90% de los locales inspeccionados no tendía a informar acerca del precio por grama de oro.

Además de eso, muchas veces los clientes no se les dotaba de comprobantes de la transacción que fue realizada además de que se empleaban balanzas que no estaban hechas para esa actividad lo cual daba valores distintos con respecto al peso del oro vendido.

Hay muchas cosas que hay que tomar en cuenta a la hora de invertir en oro, sin embargo, es algo que en los tiempos actuales promete mucho.

Emprendedores que logran éxito en España

El emprendimiento es una rama que ha venido ganando algunos adeptos, sin embargo, en España esta no es muy bien vista por muchos y el apoyo que se le da a los valientes que deciden arriesgarse en ella no es mucho.

Muchos son los factores que influyen en esto como lo son la falta de información, la falta de educación y la poca fe que se tiene hacia los emprendedores los que no le hacen muchas veces merecedores de grandes reconocimientos.

Sin embargo el que persevera vence y muchas veces logra alcanzar el éxito y merecer el reconocimiento debido, actualmente existe un grupo de emprendedores que han luchado contra la corriente y han alzado sus manos victoriosos luego de luchar contra vientos y mareas y han logrado defender sus negocios, convirtiéndose así en emprendedores exitosos y nombres de referencia para las nuevas generaciones, algunos de ellos son:

Coches.com un negocio que ha logrado mantener su alza aún frente a la crisis, su clave es mantener al cliente, tratarlo bien y cuidar mucho el contenido que maneja su página para evitar tratos fraudulentos, está dirigido a los concesionarios y marcas de autos que están pasando por la crisis actual y su negocio es la compra y venta de autos.

Otro ejemplo de éxito es MadPixel una compañía en la que sus socios plantearon desde su inicio la integración de tecnología y diseño, ofreciendo un producto único, actualmente trabaja para dos grandes como lo son Google y Sony, teniendo dos sedes una en los Estados Unidos y la otra en España, su plataforma estrella es una nube que permite el lanzamiento de revistas interactivas que permite la utilización de imágenes en gran tamaño y con una excelente resolución.

Otro caso de éxito son los emprendedores reconocidos en Europa de Imaste una compañía fundada en 2003 pero que actualmente y gracias al desarrollo de las tecnologías ha alcanzado su éxito, comprendiendo que hoy en día no existen barreras en tiempo y en espacio, se encargan de desarrollar eventos virtuales, un mercado en el que no tienen una gran competencia y que les ha abierto las puertas en más de 20 países.

Los cambios en los hábitos consumo o la obligación de adaptarse

Los hábitos de consumo han cambiado, y mucho, en los últimos años. Por las circunstancias económicas y sociales y también por el uso cotidiano de las nuevas tecnologías. El consumidor ahora está mucho más informado, es más exigente, conocer mejor sus derechos y tiene infinidad de herramientas a su alcance para buscar productos y servicios, compararlos y encontrar exactamente aquello que busca y al mejor precio.

La oferta se ha multiplicado de una manera impensable hace unos años, la globalización lo ha permitido. Como han permitido las nuevas tecnologías que las relaciones entre empresas productoras, intermediarios y clientes sean mucho más fluidas y, con ello, más rápidas.

Todo ello ha supuesto un reto para las empresas, que han debido adaptarse en muy poco tiempo a grandes y significativos cambios. Aquello de “renovarse o morir” es más cierto hoy que nunca y el problema es que no hay mucho tiempo para emprender esos procesos de renovación.

En esos cambios de hábitos los dispositivos electrónicos e internet han tenido mucho que ver. Hoy en día muchos consumidores realizan sus compras online, obligando así a las empresas a prestar servicio también a través de este vía. Pero ni siquiera es suficiente con ofrecer, hay que estar por delante de los demás. La competitividad ya no se mide solo en producción, también en la manera en que se desenvuelve la empresa en el mundo virtual.

Ahora, para complicar aún más las cosas (o simplificarlas, según se mire) llegan nuevas formas de pago que amenazan con relegar al olvido las que conocemos hasta ahora. De nuevo la tecnología móvil obliga a adaptarse a unas circunstancias desconocidas. Pagar cualquier servicio o producto a través de un Smartphone es el futuro que ya está aquí.

Los consumidores se adaptan enseguida a los cambios, a las transformaciones. Los hacen suyos y exigen que las empresas hagan lo mismo, lo que supone para ellas un gran esfuerzo, especialmente para las más pequeñas.