Comprar online con tarjetas de crédito ¿Sí o no?

Es una de esas cuestiones en las que no hay un término medio: o se compra todo mediante tarjeta o nos echamos a temblar con solo pensar que tenemos que dar los datos a un establecimiento, por mucho prestigio que tenga en la red. El miedo al fraude es lógico, de hecho la actividad delictiva existe y es mucho más habitual de lo deseable. Pero comprar con tarjetas vía online no tiene por qué suponer ningún riesgo si se toman algunas precauciones.

Empezamos por lo más sencillo, la solución perfecta para los más temerosos de este sistema de pago. Se trata de tarjetas bancarias de prepago o virtuales. Funcionan como las del teléfono: se recargan con una cantidad y no se puede hacer con ellas un pago superior al saldo que tenga. Pero hay que tener en cuenta que estas tarjetas no siempre se admiten, por ejemplo, en el caso de la compra de billetes de algunas compañías aéreas. También hay que analizar si cobran comisiones o no.

https://www.estrelladigital.es/articulo/empresas/aumentar-seguridad-nueva-vivienda/20161207174704306940.html

Para los que no tienen mayores problemas en usar su tarjeta habitual, conviene tener en cuenta algunos aspectos. El primero de ellos es comprar en establecimientos o plataformas que nos ofrezcan garantías. Hay establecimientos que tienen el sello de Confianza Online, por poner un ejemplo. Otra manera de ver si la web es de fiar o no es fijándose en la dirección: si empieza por “https” significa que es una conexión privada, si empieza solo por ”http”, cuidado, quiere decir que la conexión es pública.

Otra opción es hacerse con una tarjeta de crédito que ofrezca servicio de notificación mediante SMS de gastos por encima de una determinada cantidad. Y, si lleva algún tipo de seguro gratuito antifraude, aún mejor, pero si no lo tiene siempre es posible contratarlo.

Y un consejo que no tiene que ver directamente con las tarjetas: navegar solo desde conexiones seguras. Hay que olvidarse de hacer compras aprovechando el Wifi del bar o una conexión pública.

Comprar vía Internet es seguro, siempre y cuando se tengan algunas precauciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *