El Euribor en negativo, el sueño de todos los hipotecados

Durante años ha sido la bestia negra de miles y miles de familias: el Euribor. Ese término que nadie sabe muy bien a qué se refiere, aunque cualquiera sabe perfectamente que cuánto más alto esté más se paga cada mes de hipoteca. Un término que aparece en más del 90 por ciento de los préstamos hipotecarios firmados en España.

Durante años, el Euribor estuvo en cifras bastante elevadas. Desde hace algunos, para regocijo de tantos hipotecados, no ha dejado de bajar. Y ahora, por fin, lo vemos en números negativos

¿Pero qué significa realmente el Euribor en negativo ? A nivel doméstico, y siempre y cuando la revisión de la hipoteca coincida con el momento en el que está en negativos, cualquiera imagina que el banco va a “devolver” dinero. En realidad, salvo en contados casos en los que se firmaron cláusulas muy concretas (y tal vez ni en ellos), no será así. Realmente será difícil ver una bajada en la letra, como mucho y teniendo suerte se podrá amortizar una pequeña cantidad adicional de capital en lugar de ver bajar los intereses. Es decir, la misma cuota pero con un reparto de cantidades algo diferente.

Además, no hay que olvidar que la inmensa mayoría de las hipotecas tienen un diferencial respecto al Euribor, de modo que incluso en negativo habría que seguir pagando un interés. Solo si la bajada fuera superior a ese diferencial se podría hablar de préstamos en negativo.

En cualquier caso, puede ser flor de un día, porque no parece probable que el Banco Central Europeo permita que el Euribor siga esa senda. Y quizá tampoco sería demasiado bueno para los acreedores, al menos para los futuros ¿La razón? Que es posible que los bancos reaccionaran subiendo sus tipos de interés.

Una buena noticia que no lo es tanto, al menos para las personas que están pagando una hipoteca y que seguramente no vean ninguna diferencia en sus letras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *