La crisis acabó con las ilusiones de más de 400 mil autónomos

La crisis económica que se suscitó en España cobró un gran número de desempleados en todas las aéreas, sin embargo, unos de los mayores afectados fueron los autónomos, quienes se redujeron desde el 2008 hasta el 2014 en 410.000 mil autónomos que cesaron sus actividades económicas.

A pesar de que esta cifra es alarmante se ha equiparado en alguna medida con el número de empleados por cuenta ajena de cerrajeros Santa Pola que ha sido mayor que el de los autónomos, dejando en visto que mientras mayor es el paro de un país mayor es la cantidad de empleos que se generan por cuenta propia.

Como consecuencia de esto ha surgido la modalidad del auto empleo lo que ha supuesto una salvación para un gran número de personas, que buscan desesperadamente la manera de subsistir. Esto ha permitido que un gran número de empleados profesionales que se encontraban sin trabajo pudieran seguir desarrollándose en sus actividades sin la necesidad de tener un empleador directo.

En Europa se han dado dos casos que han resultado muy interesantes y que tienen que ver con las políticas propias de cada país y con el fomento y la ayuda que se le da al autoempleo.

España e Italia son los países en los que se ha visto un mayor descenso en el número de autónomos que han tenido que parar sus actividades. Y existe el caso del Reino Unido en donde se ha notado un incremento de auto empleados elevando el número a 647.000 profesionales, cifra mucho mayor que en el año 2008, seguido de Francia y Alemania con una tasa de 300.000 y 100.00 respectivamente.

Lo que podemos notar es que mientras más alta es la tasa de desempleo mayor es el número de auto empleos de cerrajeros Torrente que se generan, esto como forma de enfrentar la crisis. Aunque también hay otros factores que afectan, como lo son las políticas y las leyes, por cuanto en España los gastos de ser autónomo son realmente elevados, y conllevan una paga de impuestos y cuotas de Seguridad Social que pueden terminar por mermar la capacidad del trabajador por cuenta propia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *